September 27, 2022

¿Existen alternativas reales al cigarro? Guía para fumadores y no-fumadores

Hoy en día todos sabemos los peligros y problemas que tiene para nuestra salud el consumo de cigarrillos. El tabaco y, sobre todo, la nicotina que tienen estos son de los principales componentes que se han estudiado por décadas. Desde el conocido cáncer de pulmón hasta problemas bucodentales son los que podemos padecer por el consumo habitual de cigarrillos. Ahora que aparecen cada vez más opciones que dicen ser alternativas a los cigarrillos muchos se preguntan si realmente estos son saludables o al menos no tan dañinos. Hoy hablaremos de dos alternativas que están disponibles en el mercado nacional: los vapeadores de tabaco y los calentadores de tabaco.

El humo: un problema del cigarrillo

Una de las principales fuentes de los problemas de fumar cigarrillos se debe a la combustión que sufre el tabaco. Como sabemos, cuando encendemos y aspiramos el pitillo de un cigarro inhalamos el tabaco en forma de humo. Está científicamente comprobado que el humo que generamos trae consigo una serie de sustancias nocivas.

Sumado a este problema mayor, el olor y el llenado de ambientes cerrados con humo hace que los fumadores hoy en día busquen otras alternativas al consumo de tabaco. Es acá donde entran estos dos productos que podemos encontrarlos en México.

Los vapeadores de tabaco

La función principal de un vapeador es generar vapor a partir del consumo de cartuchos de nicotina líquida y otro tipo de aditivos que pueden ser añadidos. Los primeros vapeadores aparecieron prácticamente como cigarrillos electrónicos. De hecho su forma primera se parecía mucho a un cigarrillo común y corriente. Su uso se hizo popular en muy poco tiempo y hasta el día de hoy aún no se tienen estudios realmente consistentes sobre los problemas de salud a largo plazo que puede traer su consumo.

Con el tiempo, los vapeadores se fueron sofisticando llegando a ser recargables. E incluso hoy en día sus presentaciones varían mucho de las formas de los clásicos cigarrillos. Ahora resulta mucho más atractivo para consumidores jóvenes por los diferentes sabores que pueden tener y también porque no dejan un olor invasivo como el humo del cigarrillo.

Sin embargo, aunque su nombre nos sugiere que con el consumo de un vapeador generamos vapor de agua lo que en realidad estamos viendo es una especie de aerosol. Si bien algunos de los vapeadores más modernos ahora limitan al mínimo el uso de nicotina y tabaco aún se encuentran en estudios los otros componentes y saborizantes que estos tienen y suelen ser alrededor de 30 sustancias químicas.

Los calentadores de tabaco

A partir de las experiencias de los primeros vapeadores es que fueron surgiendo otras alternativas a los cigarrillos, una de estas son los calentadores de tabaco también conocidos como iqos que en inglés quiere decir: “deje de fumar de manera común”. Su consumo se ha masificado en Estados Unidos y hoy cuenta con la autorización de venta en más de 70 países del mundo.

Los creadores de este tipo de calentadores afirman que el tabaco natural que se calienta solo tiene la nicotina natural de este producto y no así otra cantidad añadida. ¿Recuerdas que hablamos del peligro de la combustión del tabaco? Los Iqos sostienen que se calientan en temperaturas por debajo de 350 °C. Cosa que evita la combustión y generación de humo.

Hoy en día puedes comprar Iqos desde cualquier parte de México. Su consumo es cada vez más popular y estamos seguros que pronto también tendremos más estudios de esta nueva alternativa de consumir tabaco sin la necesidad de fumar cigarrillos.

Leave a Reply